Saltar al contenido
Tipos de Drogas

Drogas estimulantes, tipos y características para reconocerlas

header-estimulantes

Desde hace muchos años el consumo de drogas de todo tipo está muy extendido a nivel internacional. Existen de diversos tipos y características que es conveniente reconocer, siendo las drogas estimulantes unas de las más solicitadas por todo tipo de consumidores.

Vuelve a la página de inicio.

¿Qué son las drogas estimulantes?

Las drogas estimulantes son aquellas sustancias que tienen la capacidad de activar y acelerar el sistema nervioso. Aunque las drogas depresoras pueden ralentizar su funcionamiento. Cuando estas drogas entran en el organismo se elevan los niveles de dopamina en el cerebro, o dicho de otro modo, activan los niveles de la molécula relacionada con el deseo y con la motivación, así como se aumenta el nivel de atención del individuo que la consume. Aunque a priori con esta descripción todos los efectos que los estimulantes causan en el organismo parecen beneficiosos y hacen que quien los consume se sienta mejor, la realidad es que los aumentos de dopamina contribuyen a tener un efecto adictivo.

Tipos de drogas estimulantes

Dentro de las drogas estimulantes destacan dos tipos diferentes y diferenciados dependiendo de los efectos que producen en el organismo de quienes las ingieren: estimulantes mayores y menores:

  • Estimulantes mayores: consiguen un efecto mucho más intenso en el organismo de quien los consume. De manera general se habla de ellas como sustancias controladas, debido a que de este grupo forman parte varias drogas cuyo consumo está sujeto a una serie de restricciones legales. Tienen un fuerte potencial para la creación de dependencia en el individuo que las consume.
  • Estimulantes menores: causan un efecto menos pronunciado en el sistema nervioso, incluyéndose en este grupo las drogas legales como la cafeína. Aunque también hay otras que son ilegales.

estimulantes-1

Los efectos de las drogas estimulantes

La amplia variedad de drogas estimulantes existentes lleva a que se haya encontrado la forma de aprovecharlas también en el entorno de la medicina y no solo con fines recreativos.

Efectos recreativos

Las drogas estimulantes tienen el poder de estimular el cerebro de manera que este se sienta renovado, centrado en funcionar a la máxima energía aún incluso cuando se encuentra cansado. Si bien estos síntomas pueden resultar beneficiosos para la salud, y son los que se encuentran en drogas estimulantes de consumo libre como la cafeína, este tipo de sustancias tiene otros muchos efectos en la salud física y mental. Estos pueden ser nocivos para el organismo, sobre todo cuando las drogas estimulantes son ingeridas de forma regular sin ningún tipo de control. Algunos de sus efectos incluyen:

  • Aumento de energía.
  • Estimulación del cerebro.
  • Comportamientos inusuales.
  • Ilusiones.
  • Alucinaciones. No solo las depresoras pueden provocar alucinaciones, también tienen esos efecctos las psicodélicas o depresoras. Si quieres saber más de estas drogas, puedes hacerlo haciendo click aquí.
  • Confusión mental.
  • Psicosis.
  • Pérdida de apetito.
  • Úlceras.
  • Ansiedad.
  • Fallos cardíacos.
  • Problemas respiratorios.
  • Depresión.

Efectos médicos

La medicina ha sacado partido a las drogas estimulantes para tratar una amplia serie de enfermedades y condiciones de salud a las que sus efectos han resultado positivos dentro de estos contextos:

  • Lucha en el control y reducción de la obesidad mediante el uso de anorexígenos.
  • Apoyo en los desórdenes del sueño que implican dormir demasiado durante horas de día.
  • Solución para tratar cambios de comportamiento extremos.
  • Control del trastorno por déficit de atención con hiperactividad.
  • Asma: aunque hay alternativas cada vez más usadas.
  • Congestión nasal en resfriados comunes o sinusitis.
  • Anestesia.
  • Aumento del estado de ánimo y enfoque.
  • Inflamación de los oídos.

Ejemplos de drogas estimulantes

Debido a la radical diferencia entre las muchas drogas estimulantes a las que se puede acceder de manera legal o ilegal es conveniente dividirlas en dos grupos:

De uso legal

En el grupo de drogas estimulantes encontramos sustancias bastante conocidas y de consumo extendido como son la cafeína o la nicotina. La cafeína, de la que puedes tener más información, es imprescindible ya para que muchas personas afronten su día a día, no es una droga en lo que respecta a su sentido legal porque está totalmente aceptado su consumo ni produce algunos de los anteriores síntomas nombrados, pero sí puede producir síndrome de abstinencia o dependencia. Al mismo tiempo, resulta útil para resistir el cansancio o tratar problemas como los cólicos biliares. La nicotina, también muy conocida y de la que puedes aprender más en https://tiposdedrogas.online/nicotina/, tiene la peculiaridad de considerarse como una droga un tanto “única”, puesto que estimula mediante el aumento de los niveles de dopamina, pero al mismo tiempo, y en dosis altas, sirve para relajar al individuo.

De uso ilegal

En el otro lado, en el lado de las drogas consideradas estimulantes mayores y cuyo consumo no está legalizado, está la cocaína, el speed o el éxtasis. Estas no tienen porqué ser similares en lo que a su química se refiere, pero sí suelen actuar de maneras similares en el sistema y sus efectos se generan por medio de neurotransmisores relacionados. Así, este grupo se caracteriza por causar en el individuo que las consume unos efectos estimulantes más intensos que las anteriormente mencionadas:

  • La cocaína, quizá la más adictiva de las tres nombradas debido a las respuestas que causa en la vía de recompensas del cerebro, tiene unos efectos muy potentes de entre los que destacan la sensación de euforia o las alucinaciones. Aprende todo acerca de la cocaína en tiposdedrogas.online.
  • El éxtasis, popularmente ingerido en grandes festivales y clubes, suele destacar por provocar desinhibición y sociabilidad al mismo tiempo que causa alucinaciones, daños en las neuronas o riesgos cardiovasculares. Obtén todos los detalles del éxtasis aquí.
  • El speed (o anfetamina, aunque en este caso siempre mezclada con algo), es conocido por ofrecer una sensación de bienestar, concentración y energía. No obstante, y como ocurre con todas las drogas mencionadas, a estos efectos han de sumársele otros como la pérdida de apetito, la psicosis o el aumento de la presión arterial y cardíaca.

estimulantes-2

Consecuencias de las drogas estimulantes

El abuso de este tipo de drogas puede conllevar, en primer lugar (y como una de las consecuencias más notables), una fuerte dependencia y adicción. Esto significa que, si el organismo deja de notar en él lo que le producen este tipo de drogas, podría empezar a manifestar los síntomas propios de síndrome de abstinencia que podrían derivar en problemas mentales y físicos más serios. Podemos ver, por lo tanto, más consecuencias como:

  • Depresión
  • Fatiga
  • Ansiedad
  • Síndrome de abstinencia
  • Períodos de cambios de comportamiento, de hostilidad y agresividad
  • Episodios continuados de psicosis
  • Aumento de la presión arterial
  • Problemas respiratorios

No obstante, y más en el caso de estimulantes menores (la cafeína, sobre todo), tomar estas sustancias con un cierto control y sin hacer un abuso continuado de las mismas, puede ayudar a mejorar ciertos aspectos de la salud física o mental, disminuir el riesgo de diabetes, mejorar el rendimiento físico, disminuir la posibilidad de sufrir enfermedades degenerativas o incluso ayudar a acelerar el metabolismo. Pero para evitar las consecuencias negativas hay que tomar estas drogas estimulantes de una manera controlada.

Por mucho que esta categoría de drogas reúna la cafeína y la nicotina, que son sustancias que la sociedad ha normalizado a lo largo de las épocas, es importante no restarles relevancia ni creer que la adicción no es posible con ellas. En realidad todas las drogas que producen un estímulo y que hacen que las personas se sientan de una forma diferente, muestran riesgos de adicción y dependencia. En el mejor de los casos es conveniente tener el control de un profesional de la medicina y al ver que exista cierta dependencia intentar salir de ella por medio de las terapias recomendadas por los expertos.

Información sobre los estimulantes:

Fuentes y referencias:

DMCA.com Protection Status

Drogas estimulantes, tipos y características para reconocerlas
4 (80%) 5 vote[s]