Nicotina, una de las drogas más adictivas del planeta

Nicotina, una de las drogas más adictivas del planeta

Se habla de la nicotina como de una de las sustancias que crean un mayor nivel de adicción entre quienes la consumen, siendo el principal motivo por el cual el tabaco tiene tanto éxito desde muchas décadas atrás. Este estimulante de tipo parasimpaticomimético procede de las hojas de las plantas solanáceas, aunque es en la planta del tabaco donde tiene una mayor presencia.

¿Qué es la nicotina?

Aunque la nicotina se atribuye a su relación con el tabaco, en realidad su presencia va más allá de esto, dado que en pequeñas cantidades también se encuentra integrada en otras solanáceas. Esto incluye distintos alimentos de consumo ordinario por parte de personas de cualquier edad, como tomates, patatas y berenjenas. Sus usos son diversos más allá de la utilización como una de las drogas legales más famosas. Puedes tener información de las drogas legales en https://tiposdedrogas.online/nicotina/. La nicotina también se utiliza como insecticida o como químico antiherbívoro con distintas funciones.

En la planta del tabaco la nicotina está emplazada en las raíces, realizándose el proceso de transporte de la sustancia hasta la zona de las hojas gracias a la presencia de la savia. Posteriormente se extrae de las hojas para su utilización con distintos fines.

Como se describimos anteriormente, la nicotina es una droga legal pero también una de las más adictivas del planeta. Lo mismo sucede con el alcohol, del que puedes descubrir más aquí. Y con la cafeína sucede exactamente lo mismo, dado que es de uso diario. De esta droga puedes tener más información y conocer todos los detalles. Estas son drogas legales, pero hay muchas otras que su consumo sí está aceptado. Por ejemplo, la esteroides o la benzodiacepina, de la que puedes leer más. También hay otras legales menos conocidas como la codeina, de la que puedes continuar leyendo en este enlace, o la metadona donde tienes más información en tiposdedrogas.online/metadona/.

nicotina-1

¿Quién descubrió la nicotina?

Es complicado discernir quién descubrió originariamente los efectos de la nicotina. Los registros existentes indican que su entrada en Europa se produjo en el año 1559. El consumo de tabaco llegó como idea de práctica común entre las tribus indígenas de América del Sur y poco a poco tuvo más aceptación entre los europeos. En 1960 Jean Nicot de Villemain se encontraba en Portugal como embajador de su nación cuando envió un cargamento de semillas y tabaco a la capital de su nación. En ese momento él había oído hablar de las propiedades medicinales que tenía la nicotina y quiso compartirlo con el rey de Francia para que su sociedad también aprovechara esas ventajas. A partir de ese momento Francia comenzó a fumar a tenor de que existía el pensamiento de que era una buena forma de defenderse contra la plaga. De ahí que se definiera el nombre de nicotina en honor del nombre de la planta nicotiana tabacum, que a su vez hacía referencia a Jean Nicot.

Inicialmente la nicotina se usaba por sus beneficios médicos y como insecticida. Este segundo uso cayó de forma progresiva por la disponibilidad de otros productos y como pesticida industrial fue prohibido. A posteriori, en 1828, el químico Karl Ludwig Reimann y el físico Christian Wilhelm Posselt aislaron la nicotina y determinaron que era una sustancia nociva. En 1904 se sintetizó por primera vez de la mano de Amé Pictet.

Efectos de la nicotina

En la actualidad la nicotina ya no se utiliza con fines médicos como ocurría en el pasado, siendo solo un recurso en este sentido en las terapias de desintoxicación, dado que se cree que a bajas dosis puede ayudar a abandonar su consumo definitivo a largo plazo. No obstante, sí hay distintos efectos que se pueden apreciar:

  • La nicotina es estimulante y relajante a partes iguales. El proceso comienza con la llegada de la nicotina de los pulmones hacia el cerebro, lo que produce una sensación de estímulo. Después se produce la sensación de relajación debido a el aumento de la sensibilidad del cerebro. Si quieres saber toda la información sobre las drogas estimulantes, puedes hacer click aquí.
  • Puede producir relajación, calma, aumento del sentimiento de alerta y claridad.
  • Liberación de dopamina para suplir los efectos de la abstinencia entre el consumo del tabaco.

nicotina-2

Consecuencias del consumo de nicotina

De forma paradójica, aunque la nicotina está muy asentada en su consumo por parte de la sociedad, también es una de las drogas que más consecuencias producen de una manera silenciosa. En ocasiones se tiende a creer que no hay tanto riesgo con la nicotina que como con otras drogas debido a que sus efectos se notan menos a corto plazo y afectan al organismo a medida que pasa el tiempo.

Su relación con el cáncer

Uno de los aspectos más debatidos de la presencia de la nicotina en la sociedad es su relación con el cáncer. Diversos estudios han aportado datos en relación a esta materia, descubriéndose lo siguiente:

  • Que no hay pruebas concretas que vinculen la nicotina con el cáncer o que la definan como un carcinógeno.
  • Sí hay pruebas que muestran los riesgos de producir cáncer de páncreas, cáncer esofágico o cáncer oral.
  • Los sustitutos de nicotina que se utilizan para dejar de fumar no están relacionados con el riesgo de cáncer.
  • La nicotina aumenta algunos de los factores de distintos cánceres y puede derivar en la aparición de tumores o en el aumento de tamaño de los mismos.
  • Puede incrementar la resistencia de las drogas que se utilizan para tratar el cáncer.

Afección al sistema vascular

Distintos estudios se han contradicho en cuanto a si la nicotina afecta de una forma negativa a problemas en el sistema vascular, recogiéndose las siguientes conclusiones:

  • La nicotina afecta realmente en los casos en los que se introduce mediante el tabaco, siendo el efecto mucho menor cuando no está acompañada por el tabaco.
  • Crecen los riesgos en fumadores que ya tienen problemas cardiovasculares.
  • Aumentan los efectos que pueden producir aterosclerosis.
  • Crecimiento del ritmo cardíaco, de la presión sanguínea y aparición de ritmos cardíacos irregulares.
  • Aumento del colesterol sérico.

Otros problemas derivados de su consumo

La nicotina puede llegar a afectar a otros grupos de personas, enfermos y a cualquier individuo con una serie de efectos que no se deben olvidar:

  • Reduce el apetito y de manera paralela aumenta el ritmo del metabolismo: es un efecto negativo para personas que tienen problemas por la pérdida de peso constante. Se puede recuperar la estabilidad en el peso dejando de fumar y de introducir nicotina en el organismo.
  • Efectos nocivos en el metabolismo cerebral y en el desarrollo del cerebro de los fetos en las embarazadas.
  • Posibilidad de sufrir obesidad, hipertensión, defectos neurológicos, disfunción respiratoria, esterilidad y diabetes de tipo 2 en aquellas personas cuyas madres fumaron durante el embarazo.
  • Aumento de la dependencia física y psicológica con efectos de ansiedad e irritabilidad, así como otros cambios en el comportamiento.

Dependencia y adicción a la nicotina

La nicotina está considerada como una de las drogas más adictivas del mundo, creando una sensación de necesidad y dependencia paralela a la de drogas más peligrosas como la cocaína, que también es estimulante. Obtén toda la información sobre la cocaína aquí. En cada cigarrillo que se encuentra disponible en el mercado hay una cantidad de alrededor 2 mg de nicotina, aunque esta cantidad puede aumentar dependiendo de la marca y del modelo. A la hora de entender la dependencia de la nicotina hay que saber que esta es la única sustancia que produce dependencia entre los muchos ingredientes que tiene el tabaco. Por ello se recomiendan métodos para que no se absorba de forma completa en el caso de ser inevitable el consumo del tabaco.

La nicotina no es la única droga estimulante, también lo es el speed, la cafeína o el éxtasis, entre otras. En esta página puedes conocer todo sobre el speed. Si lo prefieres, puedes leer más sobre la cafeína en o sobre el éxtasis haciendo click aquí.

Para conseguir evitar la dependencia a la nicotina se puede partir de diversas terapias:

  • Terapia farmacológica: se basa en el uso de distintos fármacos que emulan los efectos de la nicotina para que se pueda abandonar su consumo. Son medicamentos con efectos secundarios, por lo que se requiere mucho compromiso por parte del paciente. Algunos de los fármacos a utilizar incluyen la vareniclina o el bupropion.
  • Terapia con nicotina: trata de usar medios alternativos que dejen de lado el tabaco, pero que mantengan el flujo de nicotina en el organismo del paciente. Esto incluye parches, sistemas de inhalación o chicles, habiéndose demostrado que es un medio muy eficiente dado que permite ir quitando la dependencia de la nicotina poco a poco.
  • Terapia psicológica: para las personas con mayor predisposición psicológica se puede realizar un acercamiento de tipo cognitivo-conductual que es muy efectivo y no tiene efectos secundarios.

Aplicar estos tipos de terapia ha hecho que miles de personas consigan superar sus problemas de adicción a la nicotina.

Vídeo sobre los efectos de la nicotina en el cuerpo al fumar:

Fuentes y referencias: 

DMCA.com Protection Status